GAFAM, el inquietante interés de las grandes tecnológicas por la educación

Las iniciales de las compañías Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft componen el acrónimo GAFAM que se utiliza para sintetizar la presencia de las grandes compañías tecnológicas en el mundo educativo.

Su huella es cada vez mayor en las escuelas. ¿Cómo lo están consiguiendo? ¿Qué pasos están dando? A continuación resumimos las principales:

Conectan vida real y vida escolar

Las GAFAM han trasladado a contextos escolares aquello que ya habían hecho fuera de él; han entrado en nuestras casas con sus voces, en nuestros dispositivos con nuestros gustos, han cambiado la forma en que compramos, han transformado la manera en la que nos relacionamos con nuestros amigos, han reescrito cómo nos comunicamos, y han revolucionado la generación de contenido y la participación en la cultura y el conocimiento -favoreciendo la aparición de fórmulas de aprendizaje entre iguales sobre todo en contextos no formales-.

Conocen al usuario

De hecho, basan gran parte de su modelo de negocio en esto como veremos más adelante. Miden, analizan y predicen los comportamientos, los usos y las pautas de acceso a sus productos para entender su eficacia, evolucionarlos y proponer nuevas funcionalidades y servicios…

Ofrecen una garantía

Son marcas de reconocido prestigio con presencia sólida en distintos sectores e industrias. ¿Por qué no van a ofrecer un producto y un servicio excelente en el mundo educativo? Además, acompañan sus implantaciones escolares de licencias y servicios de formación gratuitos y acompañamiento online y offline muy potentes.

Han establecido nuevas rutinas de uso

¿Google Drive puede ser un eportfolio de evidencias de aprendizaje para un grupo que está trabajando por proyectos? La respuesta es sí. Estas herramientas están tan refinadas desde el punto de vista de experiencia de uso y están tan presentes en distintos contextos de nuestras vidas, que han construido prácticas que el mundo educativo está adoptando.

Han cambiado hábitos

La llegada de nuevas herramientas conlleva la aparición de nuevas formas de trabajo, nuevos modos de comportamiento… y ¿nuevas formas de pensar?

Tienen un aura innovadora

Y lo han hecho bajo un doble paradigma. Desde un punto de vista profesional docente, gusta cada vez más participar en un programa de certificación de Google o Apple porque se asocia con innovación y vanguardia.

Pero ojo, las GAFAM también…

Venden una falsa gratuidad

En muchas ocasiones las GAFAM se acercan a los centros educativos ofreciendo sus servicios de forma gratuita. Meras estrategias comerciales y/o la punta de lanza de sus verdaderos propósitos: conocer a sus usuarios también en contextos escolares, apropiarse de la solución a las necesidades de la comunidad educativa y generar negocio.

Te atrapan en su ecosistema

Hardware, software, herramientas, formación, certificación, etc. Cuando caes en su tela de araña sueles quedar atrapado. Y con menos posibilidades de conectarte a otros ecosistemas de lo que aparentemente pueda parecer.

También te atrapan en su comunidad de usuarios. O en lo que aparentemente parece una comunidad de personas que, como docente, genera una sensación de pertenencia y de confianza. Pero… ¿de verdad hay comunidades consolidadas?

*Extraído del análisis del Observatorio de SantillanaLAB, GAFAM y educación, una conquista silenciosa.

Para más información, contactar con: santillanalab@santillana.com